MANTENIMIENTO DE INSTALACIONES CLIMATIZACIÓN Y REFRIGERACIÓN

Klimatechnik es una empresa especializada en Mantenimiento preventivo, tenemos el mejor equipo de profesionales a tu disposición. Ellos te asesorarán sobre cómo utilizar tus instalaciones de climatización, mejorarlas o ampliarlas para poder conseguir la máxima eficiencia y seguridad.

Tan importante como un correcto diseño e instalación, es el mantenimiento de las instalaciones de climatización o refrigeración.

El mantenimiento se entiende como una serie de operaciones necesarias para lograr que los equipos y sistemas operen bajo las mejores condiciones posibles y de manera eficiente durante mucho más tiempo, optimizando funcionamiento y rendimiento del equipo o sistema.

TIPOS DE MANTENIMIENTO

Existen diferentes tipos de mantenimiento:

  1. MANTENIMIENTO PREVENTIVO: Conjunto de revisiones periódicas para la conservación y seguimiento de instalaciones. Incluye entre otras las siguientes operaciones: Limpieza de equipo y partes. Lubricación a los mecanismos que lo requieran. Revisión y cambio de filtros. Histórico de trabajos
  2. MANTENIMIENTO CORRECTIVO: Acciones necesarias para dejar la instalación en el estado en que se encontraba antes de una avería.
  3. MANTENIMIENTO PREDICTIVO:  Se analizan los parámetros de funcionamiento del sistema para detectar fallos antes de que se produzcan.

Alargar la vida útil de los equipos y mantener el mecanismo de funcionamiento en óptimas condiciones es el objetivo de todo programa de mantenimiento. Para alcanzarlo, es necesario realizar servicios periódicos de mantenimiento preventivo. El mantenimiento preventivo de equipos de refrigeración es fundamental para alcanzar y prolongar las condiciones de funcionamiento más óptimas de maquinaria y sistemas de frío industrial y frío comercial y muy especialmente en equipos de refrigeración como torres de enfriamiento y condensadores evaporativos, muchas veces situados en la intemperie por sus condiciones especiales. Son equipos muy vulnerables a cambios atmosféricos y situaciones externas de difícil control.

De esta manera, además, se optimizarán los costes de las acciones correctivas:  las averias serán menos importantes y menos frecuentes.